7 pequeños hábitos que hacen la diferencia en tu salud

Enero, 2020

7 pequeños hábitos que hacen la diferencia en tu salud

SHARE

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

A través del análisis de la historia, varios científicos e investigadores han determinado que para una persona adoptar una acción como rutinaria le tomará 21 días hasta que se convierta en un hábito, el cual se facilita si éste representa una meta positiva para el individuo. Por eso aquí te compartimos sugerencias que no representan un esfuerzo radical, pero que sí serán sinónimo de una vida saludable.

7 pequeños hábitos para mejorar tu salud

1) Menos asiento y más pasos

Las facilidades con las que contamos hoy en día y el tipo de trabajo que realiza la mayoría, hacen que el sedentarismo se imponga en nuestras vidas. Crear hábitos como elegir las escaleras en lugar de elevadores, caminar más calles en vez de subir a un vehículo motorizado o salir a pasear más con la familia o las mascotas, representan un impacto altamente positivo para tu cuerpo.

2) Activa tu mente

El ejercicio además de ser físico, también debe ser mental. Pon en marcha a tu cerebro no sólo con las tareas de la escuela o el trabajo, busca actividades recreativas que también te hagan pensar como: leer libros, aprender un nuevo idioma, hacer juegos mentales o incluso mirar las estrellas. Una persona con buena actividad cerebral reduce el deterioro cognitivo evitando enfermedades como el alzhéimer.

3) Menos sal y menos azúcar

Si reduces el consumo de estos dos ingredientes, que casi siempre los ingerimos refinados, y al generar el hábito hasta acostumbrarte, podrás percibir mejor los sabores auténticos de tus alimentos. Pero también, bajar su consumo te ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares o tener presión alta, para el caso de la sal, y evitar enfermedades como diabetes, sobrepeso y obesidad, en el caso de la azúcar. En ambas, son situaciones que representan algunas de las 10 principales causas de muerte en el mundo.

4) Planifica tu semana

El ritmo de vida que llevamos nos hace encontrarnos seguidamente ante el estrés, muchas veces al enfrentarnos a situaciones inesperadas, por lo que planear una semana de actividades o el menú para nuestros alimentos de cada día, podrá ayudarnos a evitar sorpresas no deseadas que puedan traducirse en un impacto negativo hacia nuestras personas.

5) Duerme de más

Parece que nunca tenemos tiempo de nada, ¡ni siquiera de dormir! Entre tanta oferta de actividades con las que contamos en la actualidad, queremos hacer de todo y estar despiertos las 24 horas del día, pero nuestro cuerpo y mente componen una máquina llamada organismo, el cual, requiere del descanso para rendir al máximo. Procura dormir al menos 6 o 7 horas al día, y si puedes más, mejor.

6) Las revisiones son constantes

Debemos hacer el hábito de aprender a revisar nuestro estado de salud por nuestra cuenta, para así identificar a tiempo cualquier cambio extraño dentro de esas revisiones rutinarias y consultarlo con el médico indicado. Contar con una medición propia de nuestros signos puede convertirse en el mejor indicador de nuestra salud y no llegar a detecciones tardías de enfermedades.

7) Y por favor, relájate

El estrés a corto plazo es aceptable según estudios científicos, pero el estrés a largo plazo se puede convertir en uno de los principales desencadenantes de enfermedades cardiovasculares, por ejemplo. Reduce las situaciones y sustancias altamente estimulantes y prefiere momentos de relajación. Una mejor calidad de vida se logra alejándose del estrés.

Mide, guarda y comparte tu salud con la app OMRON Connect

Descarga aquí

 

 

Fuentes:

https://www.efesalud.com/blog-salud-prevencion/10-pequenos-cambios-para-mejorar-tu-salud/

https://blog.oxfamintermon.org/siete-habitos-saludables-que-no-te-costaran-un-gran-esfuerzo/

https://elpais.com/elpais/2014/06/25/buenavida/1403709899_983649.html

https://elpais.com/elpais/2014/12/16/buenavida/1418743679_996306.html

Entradas relacionadas