¿Por qué la hipertensión es un riesgo?

Agosto, 2019

¿Por qué la hipertensión es un riesgo?

SHARE

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

La hipertensión es una enfermedad que se presenta cuando aumenta la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias de forma continua. También se le conoce como “la enfermedad silenciosa” porque durante un largo tiempo, quien la padece, no presenta síntomas.

Los números de la hipertensión

La presión arterial se divide en sistólica y diastólica. La primera mide la presión de las arterias cuando el corazón late, y la segunda mide la presión en las arterias entre un latido y otro del corazón.

Se considera que la presión arterial es normal cuando las cifras regularmente son de 120/80 mm Hg, sin embargo, si en repetidas mediciones los números muestran una presión mayor o igual a 140/90 mm Hg, la persona se diagnostica como hipertensa.

Por ejemplo, en países como México, La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 (Ensanut MC 2016) indica que el 25.5% de la población padece hipertensión, es decir, 1 de cada 4 adultos.

Los riesgos de la hipertensión

Mantener cifras altas de presión arterial y no recibir el tratamiento adecuado, conlleva diferentes riesgos importantes para la salud como:

  1. Desarrollar aterosclerosis, que es el endurecimiento progresivo de las arterias.
  2. Presentar un aneurisma. La presión constante de la sangre en movimiento en una arteria debilitada puede provocar que se forme un aneurisma, que al romperse cause sangrado interno, lo que pone en alto riesgo la vida.
  3. Tener un accidente cerebrovascular. Éste provoca falta de oxígeno al cerebro que conlleva a la muerte neuronal.
  4. Infarto agudo al miocardio.
  5. Insuficiencia renal que deriva en diálisis o la necesidad de un trasplante.
  6. Insuficiencia cardíaca que debilita el corazón.
  7. Retinopatía, la cual puede conducir a sangrados en el ojo, visión borrosa y pérdida completa de la visión.
  8. Enfermedad arterial periférica.
  9. Cambios en las arterias que afectan órganos, como el cerebro, el corazón y los riñones.

La prevención es fundamental frente a la hipertensión 

La hipertensión arterial es prevenible y, por lo tanto, sus graves consecuencias. Empieza por revisar tus cifras con un monitor de presión arterial, hay diferentes modelos y es un aparato fácil de usar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda:

  • Seguir una dieta saludable que contemple reducir la ingesta de sal en al menos una cucharita cafetera al día.
  • Disminuir el consumo de grasas saturadas.
  • Evitar el exceso de alcohol: no más de una bebida al día.
  • Realizar actividad física: caminar, trotar o andar en bicicleta por lo menos 30 minutos al día, durante cinco días a la semana.
  • Mantener un peso saludable. Si tienes sobrepeso u obesidad, por cada 5 kilos perdidos se puede reducir la presión arterial sistólica entre 2 y 10 puntos.
  • Dejar el cigarro y evitar la exposición al humo de los productos de tabaco.

 

Conoce el Monitor de Presión Arterial de Brazo Automático – Elite con Guía de ajuste del brazalete reduciendo los errores de medición y detección de latidos irregulares.

 

Fuentes de referencia:
medlineplus.gov/spanish/ency/article/000468.htm
sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864018300099
cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/076-GCP__HipertArterial1NA/GER_HIPERTENSION.pdf

Entradas relacionadas

   Fuera de línea
Envíenos un mensaje
No estamos disponibles en este momento, pero puede dejarnos un mensaje. Le responderemos tan pronto como sea posible.