¿Qué es la bronquiolitis?

Diciembre, 2018

¿Qué es la bronquiolitis?

SHARE

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

La bronquiolitis es una infección que afecta una parte de los pulmones denominada "bronquiolos". Los bronquiolos son los pequeños conductos ramificados que transportan el aire que entra y sale de los pulmones. Cuando estos conductos se infectan, se inflaman y se llenan de mucosidad, lo cual dificulta la respiración.

La bronquiolitis suele afectar a niños menores de 2 años. En la mayoría de los casos, la bronquiolitis desaparece con tratamiento sintomático por lo que es necesario consultar a un pediatra. La causa más común de la bronquiolitis es un virus llamado “virus sincitial respiratorio” o "VSR".

 

¿Cuáles son los síntomas de la bronquiolitis? 

En general, la bronquiolitis comienza como un resfriado común. Los niños con bronquiolitis suelen presentar:

Congestión o escurrimiento nasal

Tos leve

Fiebre (una temperatura superior a 38 ºC)

Disminución del apetito

A medida que la bronquiolitis avanza, pueden aparecer otros síntomas, como:

Respiración rápida o dificultad para respirar. En los bebés, puede ser una pausa en la respiración de más de 15 o 20 segundos.

Sibilancia o silbido al respirar (que por lo general dura aproximadamente 7 días)

Tos fuerte (que puede durar 14 días o más)

Dificultad para comer y beber (debido a los otros síntomas)

 

¿Debo llevar a mi hijo con el pediatra? 

Si, es sumamente importante que el médico valore a su hijo y determine el tratamiento a seguir para evitar complicaciones; especialmente si muestra los siguientes signos:

La piel y los músculos que están entre las costillas de su hijo o debajo de la caja torácica parecen hundidos

Las fosas nasales de su hijo se abren (se agrandan) cuando inspira

Su bebé es menor de 3 meses y tiene fiebre (una temperatura superior a  38 ºC)

Su hijo es mayor de 3 meses y tiene fiebre (una temperatura superior a 38 ºC) durante más de 3 días

Su bebé utiliza menos pañales de lo habitual

 

 

Pida una ambulancia (marque 9-1-1) o acuda a urgencias si su hijo:

Deja de respirar

Se pone azul o muy pálido

Tiene mucha dificultad para respirar

Comienza a gemir (quejarse) al respirar

Parece cansarse a causa del esfuerzo que hace para respirar

¿Cómo se trata la bronquiolitis? 

 Los principales tratamientos para la bronquiolitis apuntan a garantizar que su hijo reciba suficiente oxígeno. Para lograrlo, el médico o podría tener que succionar el moco de la nariz de su hijo o administrarle aire húmedo u oxígeno para respirar.

De la misma manera será necesario realizarle nebulizaciones con ciertos medicamentos que serán indicados por su médico durante la consulta.

EL médico no le indicará antibióticos porque la bronquiolitis es viral y los antibióticos no tienen efecto sobre los virus.

 

¿Hay algo que pueda hacer por mi cuenta para ayudar a que mi hijo se sienta mejor?  Sí. Estas son algunas cosas que puede hacer:

Procure que su hijo beba suficiente líquido de preferencia con electrolitos. Acuda con su pediatra si su hijo usa menos pañales de lo habitual.

Utilice un humidificador en la habitación de su hijo.

Si su hijo está molesto por la fiebre, puede bajarla con antipiréticos

Succione la mucosidad de la nariz de su hijo con un aspirador nasal.

Si su hijo es mayor de 1 año, adminístrele líquidos fríos o al tiempo y claros para aliviar la garganta y ayudar a aflojar la mucosidad.

Elévele la cabeza con almohadas (no use almohadas si el niño es menor de 1 año).

Duerma en la misma habitación que su hijo para saber de inmediato si comienza a tener dificultad para respirar.

No permita que nadie fume cerca del niño.

 

¿Cómo se enfermó mi hijo de bronquiolitis? 

La bronquiolitis se produce por virus que se transmiten fácilmente entre las personas. Estos virus viven en las pequeñas gotas que viajan por el aire cuando una persona enferma tose o estornuda.

 

¿Se puede prevenir la bronquiolitis?

Puede disminuir las posibilidades de que su hijo se enferme de bronquiolitis si:

Se lava las manos y lava las de su hijo frecuentemente con agua y jabón, o con alcohol en gel

Se mantiene lejos de otros adultos o niños enfermos

Tanto usted como su hijo se aplican la vacuna contra la influenza todos los años

 

Para más información: https://www.facebook.com/dra.alepaz/

Dra. Alejandra Paz Rebolledo (ced pediatría: 10407032)

Entradas relacionadas